• Ulrica Revista

Leye Adenle, lo que se oculta donde brilla el sol

Actualizado: ago 21

El escritor nigeriano multipremiado, es uno de los nombres actuales más relevantes en el ambiente de la ficción policial. Ha publicado trepidantes novelas noir, que en algunos casos coquetean exitosamente con otros géneros: Easy Motion Tourist (2016),When Trouble Sleeps (2018) y The Beautiful Side of the Moon (2019). Galardonado con el prestigioso Prix Marianne en 2016 por su novela debut, conversó en exclusiva con Ulrica sobre el género policial, la interculturalidad en un mundo tan diverso y su admiración por Borges.




Nacido en Nigeria y radicado en Londres, Leye Adenle (1975) heredó de su abuelo la fascinación por la literatura y la escritura. Aunque también recibió como legado un patrimonio intangible pero cargado de simbolismo: sangre Real. Su Alteza, oba Adeleye Samuel Adenle I, Ataoja de Osogbo (importante ciudad de comercio agrícola al suroeste de Nigeria), fue el abuelo de Leye Adenle. Un rey que además era escritor en idioma Yorùbá, un continuo dialectal del occidente africano y que es uno de los cinco idiomas oficiales de Nigeria. Pero su afamado descendiente eligió radicarse cerca del río Támesis, en la capital inglesa. Y no tiene intenciones de convertirse en rey.

Es autor de tres novelas y numerosos cuentos, algunos publicados bajo seudónimo, y se ha hecho acreedor de prestigiosos reconocimientos a su obra. Sus historias, logrados exponentes del noir, presentan a la ciudad de Lagos (antigua capital de su país natal y uno de sus principales centros urbanos), desde las diferentes ópticas que conviven en apretada armonía: la colorida y alegre idiosincrasia local y los más oscuros recovecos donde se ocultan el crimen y las pasiones desenfrenadas en una ciudad densamente poblada.

Su admiración por Borges, la que expresó en numerosas ocasiones, incluyendo su estadía en la Ciudad de Buenos Aires durante el Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires en 2017, se hace patente. Y, al igual que su admirado escritor, cree en la superioridad del género policial de ficción.


ULRICA: Tus novelas presentan partes del mundo (geográfica y socialmente hablando) que no son muy frecuentados por los lectores occidentales. ¿Por qué crees que se sienten atraídos por tus libros?

LEYE ADENLE: Los libros nos llevan de viaje. En ocasiones ese viaje es a un pasado nostálgico; en otras es a un futuro idílico, a veces a un lugar en el que nunca habíamos estado. Es escapismo. Yo no leo para volver a aprender algo que ya sé, sino para descubrir nuevas cosas, nuevos lugares y emociones, incluso nuevos miedos. Me gusta pensar que en mis libros, los lectores que no están familiarizados con Nigeria, tienen la chance de hacer un viaje por la colorida, diversa, excitante y ecléctica Lagos, la antigua capital.


U: En tus historias uno se percata de que la cultura africana está mucho más presente en la cultura occidental, de lo que solemos creer. Me refiero al Jazz, al hip-hop, al arte. ¿Creés que tus novelas forman parte de ambas culturas? ¿En qué sentido?

LA: El intercambio cultural ocurre constantemente cuando no lo percibimos. Un challenge de internet se viraliza con más velocidad que el tweet más reciente de Trump y es usualmente más seguro. La música mezcla todos los estilos e influencias que los músicos han escuchado y que

los han enriquecido. Honestamente, no pienso que sea posible escribir sobre la condición humana contemporánea sin interferencias culturales cruzadas. Las novelas, por su parte, son una gran herramienta para mezclar y entremezclar culturas.


U: El crimen y las ficciones policiales siempre están en lo más alto de las listas de bestsellers en todo el mundo. Un fenómeno que también se repite en la televisión y en el cine. ¿En qué medida considerás que la ficción policial africana (como la tuya) se diferencian de la ficción clásica de detectives en occidente?

LA: No estoy seguro de qué convierte a un libro en africano. ¿Es la nacionalidad del autor o es el escenario de la historia? Si es lo primero, creo que la única diferencia es el autor. Si es lo segundo, entonces es evidente que es la ubicación. El thriller es el thriller sin importar a dónde esté situado. A una ficción policial que se desarrolla en África se le agrega la ventaja de que estará situada en un verano casi perpetuo. Lo que llamamos el Sunshine Noir (noir soleado). Las sombras más oscuras se dan donde el sol es más brillante.


U: Algunos críticos consideran a la ficción policial como un género menor. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Qué historias crees que se pueden contar diferentes a otros géneros?

LA: Algunas personas son incapaces de reconocer una gran obra de arte cuando la tienen ante los ojos. Pero no nos la agarramos contra ellos; es una falla en su educación. Dicho esto, casi cualquier género puede ser contado a través de la trama de un thriller policial. A menudo, una novela policial va a contener sub tramas que pertenecen a otros géneros: romántica, de terror, ciencia ficción, realismo mágico. Estoy convencido de que la ficción policial es el género por excelencia.


U: Hemos leído que admirás a Jorge Luis Borges. ¿Qué pensás de él como escritor de ficciones policiales?

LA: Me gusta pensar que Jorge Luis Borges veía a las historias de detectives como una forma de arte profundamente intelectual. De hecho, estoy convencido de ello. ¿Qué opino de él como escritor de historias de detectives? Que era brillante. Pero seamos sinceros, él es Jorge Luis Borges; no puede ser otra cosa que no sea brillante.


Su primera novela, Easy Motion Tourist (2016), en su edición castellana de la editorial independiente Metalúcida (Argentina). La primera de la serie protagonizada por Amaka, una mujer joven que no teme luchar contra el tráfico de esclavas sexuales.



Traducción de Juan Francisco Baroffio.

68 vistas

© 2020 por Ulrica. Proudly created with Wix.com

  • Instagram
  • Facebook icono social