• Ulrica Revista

La pasión desmedida

Nuestra invitada juega a ser librera por un día y nos deja su recomendación.


Por Florencia Morales Bambato



Matate amor, de Ariana Harwicz, fue adaptada para teatro con dirección de Marilú Marini y protagonizada por Érica Rivas (siempre con entradas agotadas). Esta obra es la primera novela de la autora y fue traducida a varios idiomas. Es una escritura sin censura siempre en zonas de desastre.


«Lo traje al mundo, ya es suficiente. Soy madre en piloto automático. Lloriquea y es peor que el llanto. Lo alzo, le ofrezco una sonrisa falsa, aprieto los dientes. Mamá era feliz antes del bebé».


«Quiero ir al baño desde que terminó el almuerzo, pero es imposible hacer otra cosa que ser madre. Y dale con el llanto, llora, llora, llora, me va a trastornar. Soy madre, listo. Me arrepiento, pero ni siquiera lo puedo decir».


Soliloquio o monólogo como toda su obra. Personajes que se hablan a sí mismos. La soberanía del deseo, el tránsito a una locura sobre querer terminar con la vida de un esposo y su hijo. Lo furtivo de un amante para liberar la mente, la presión, el mandato. Un exquisito viaje poético, irritante de a momentos donde de nuevo, la literatura nos muestra otra realidad sobre familia y vínculos.

Ariana viene del cine y del teatro. Se ven esos hilos. La autora nos narra en pocas páginas, muy cinematográficamente, un desmoronamiento de un personaje harto de las tensiones sobre el deber ser y lo que implica social y culturalmente maternar.

El bosque es su lugar de «liberación». Allí las profundas imágenes poéticas se hacen presentes en una intensa escena de sexo perturbadora y excitante.

«Esa fue mi vida o desde entonces iba a ser así. Cuando tengo sexo conmemoro aniversarios de ausentes. Cuando me enamoro, ahora mismo, mientras me sacudo, echo tierra sobre un cajón. Qué importa de quién. Y cuando me masturbo profano nichos y cuando acuno a mi bebé digo amén y cuando sonrío desconecto un respirador artificial. Por eso el beso, porque de todos modos estoy muerta».

Leerla incomoda y eso la hace interesante. Siempre un camino para transitar libertades y explorar heridas. ¿La muerte está en todas partes? ¿Un análisis sobre lenguajes?

Los invito a leer Matate, amor completando su llamada «trilogía de la pasión», que se compone de las novelas La débil mental y Precoz. Después me cuentan.



 

(España). Nació y creció en la provincia de Mendoza (Argentina). Actualmente vive en España desde hace casi un año. Es Locutora y periodista y se define como lectora insomne y desdramatizadora serial gustosa del cine. Ejerció 10 años el periodismo cultural en su provincia. Es fundadora de @elclubdelinsomniook




31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo