• Ulrica Revista

Una madre es un piano triste

Por Gisela Paggi

@bibliogigix


MALUSARDI, María: Una madre es un piano triste. Las furias. Buenos Aires, 2021.


Como bibliotecaria tengo una obsesión: leer la ficha catalográfica de todos los libros que la tuvieran. Y como bibliotecaria, al abrir Una madre es un piano triste, no supe qué pensar. 1. Ensayo Literario Argentino. 2. Poesía. 3. Biografías. ¿Puede un libro cumplir con semejante promesa? Sí. ¿Puede un libro fusionar tres géneros tan disímiles? Sí. María Malusardi condensa en 160 páginas una historia de vida que es, a su vez, lírica e instructiva.

El recorrido es aparentemente ágil. Fragmentos breves que van construyendo una historia donde hay una hija y una madre que se sumergen en una danza de ires y venires. Pero ese recorrido, solo en apariencia, es ágil. Porque cada uno de esos fragmentos, párrafos/ladrillos, esconden portales que transportan a pasados agudos o a futuros frágiles y, a menudo, se encuentra una frente a su propia madre con un puñado de interrogantes en las manos.

«Una madre es un piano triste» es 1) un ensayo literario argentino; es 2) poesía; es 3) una biografía y la cuenta no debería haber terminado. Es un diario, es un cuaderno de ideas, son los márgenes de los libros anotados, es un álbum de fotografías de nuestra niñez, es un diagnóstico médico que se lee con temor, es una partitura, es un piano que suena. Y todo ello para venir a demostrar que la escritura tiene sus mecanismos secretos de sanación.

Hay una hija y hay una madre pero hay todas las hijas y todas las madres. Desde Medea, dueña de la vida de sus hijos, hasta la madre de Delphine de Vigan que murió sola en «Nada se opone a la noche». Y están las mujeres que dan fin a su mandato de maternidad en ellas mismas. María Malusardi construye con su ensayo-poesía-biografía una torre de Babel donde las diferentes lenguas de la maternidad la ayudan a encontrar una lengua propia en la que expresar su niñez, su adultez, su vínculo con su madre y su no-maternidad con un estilo pulido y sutil.



Para agrandar el combo:


Cesto de trenzas, de Natalia Litvinova (Llantén, 2018): Las mujeres de una familia unidas (o más bien, trenzadas) en una genealogía que pretende guardar una memoria como un tesoro compartido de generación en generación.


Medea, de Pier Paolo Pasolini (1969): La adaptación del clásico de Eurípides donde Maria Callas da vida a Medea en el cine como lo hiciera en la ópera de Luigi Cherubini. A diferencia de la obra original, se centra en los acontecimientos previos a la tragedia.

67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo