top of page
  • Ulrica Revista

Treinta y seis metros

Por Juan Francisco Baroffio

@queremoslibros



AMBAO, Santiago: Treinta y seis metros. Editorial Barrett. Buenos Aires, 2022.


El oficinista alienado es, tal vez, el hombre de nustro tiempo. Y una oficina de la administración pública (en el caso de esta novela, un Ministerio de Educación), una suerte de laberinto kafkiano en el que no solo se pierden los que ingresan a hacer un trámite, sino que es la perdición de los que allí trabajan.

Novela milimétrica en más de un sentido. Treinta y seis metros de altura mide el edificio; treinta y seis metros cuadrados tiene el departamento donde está el protagonista. Pero es milimétrica, precisa, en su narración. No sobra ni falta un gesto. Las repeticiones, necesarias en personajes de existencias de rutinas casi ineludibles, son parte de un juego narrativo calculado hasta el más mínimo detalle.

Esta novela de Santiago Ambao es, evidentemente, una heredera de Franz Kafka. Pero también tiene algo huellebecquiano en sus personajes que llevan existencias consideradas normales, pero en los que se esconde un tedio insoportable y que están a la espera de que ocurra algo. Algo que cambie su existencia, algo que haga estallar por los aires a la rutina y los libere. Rutinas que se vuelven una forma de burocracia personal.

Las subtramas que se van desarrollando a la par de la principal (que podemos resumirla en un aburrido empleado que tiene la posibilidad de evadirse de la vida familiar y personal), gotean con sutileza. Atrapan al lector con sus promesas de que algo sucederá. Y ese algo nos mantiene en tensión.

Realista, pero a la vez con elementos de ciencia ficción que interrumpen en la vida del protagonista que mira la televisión sin entender la realidad. No por nada Sara Mesa (editora de este libro para Barrett Editorial), define el espíritu de esta historia como «un horror discreto y cercano».



 

Para leer en sintonía:


Ampliación del campo de batalla, de Michel Houellebecq (Anagrama, 1999. Trad. Encarna Castejón): Novela debut del escritor francés. Un antihéroe y empleado público, que ha dejado de luchar para ser, apenas, un ser vivo que se desliza hacia la depresión.


Murmullos en alguna ciudad, de Natalia Brandi (Mil botellas editorial, 2020): Una empleada pública ve sus rutinas de madre, esposa y burócrata, trastocadas por un hecho fortuito que despierta un deseo prohibido que lo cambian todo.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Primavera

bottom of page