• Ulrica Revista

Preservar

A modo de editorial.



El libro no tiene un origen relacionado a la literatura. Los primeros métodos de escritura, de los que se tiene conocimiento, se crearon para preservar acontecimientos reales del día a día. Los ejemplos más antiguos de grafismo, anterior al lenguaje cuneiforme en tablillas de arcilla, con más de seis mil años de existencia, registran operaciones contables. Algo meramente administrativo. Luego se buscaron preservar las leyes, el conocimiento y la historia de cada pueblo. La literatura de ficción vino mucho después y sobrevivió durante milenios mediante la transmisión oral.

Los libros más antiguos, según nuestro concepto de libro, preservan el devenir histórico de los grupos humanos que los escribieron y sus desarrollos técnicos y científicos. Aunque muchas veces se entremezcle la historia con la mitología o lo sobrenatural, la finalidad de esos libros no era hacer literatura.

Hoy seguimos recurriendo a los libros para conocer nuestro pasado, para legar nuestra memoria y para aprender y transmitir el conocimiento. Podemos encontrar un amplio abanico de temáticas que no pertenecen al campo de la ficción y que hoy por hoy siguen convocando a millones de lectores a lo largo del mundo. ¿Qué sería de los pueblos sin el acceso a libros que les cuentas las diversas versiones de su historia? ¿Sería posible un mundo donde el conocimiento no sea preservado para protegerlo de la corrupción del olvido y del tiempo?

Ya sabemos que a las palabras se la lleva el viento y solo se mantiene lo escrito.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ISSN 2718-7543

© 2021 por Ulrica. Proudly created with Wix.com

  • Instagram
  • Facebook icono social