• Ulrica Revista

Personal

A modo de editorial


Edición aniversario - Especial Jorge Luis Borges


Ilustra Gisela Paggi

@giselapaggi.art


El nombre de Jorge Luis Borges se nos ha vuelto algo familiar. Es parte de nuestra vida cotidiana aunque no hayamos leído una sola obra suya. Francamente parece imposible no haber leído o escuchado, aunque sea, una frase suelta del dixit borgeano. Es más, nos resulta tan familiar que solo algún distraído puede ignorar a quién nos referimos cuando decimos Borges. Como si ese apellido portugués, algo frecuente en otras latitudes, fuera la rosa platónica.

Pero vamos a sincerarnos: no siempre es tan leído como citado. Las citas borgeanas, para darnos chapa o revestir de valor una afirmación, son tantas como personas hay en el mundo. No importa la dudosa procedencia, lo apócrifo o lo que directamente resulta inverosímil. Hay un Borges, real o imaginario, para cada cuestión de la vida. Hay un poema de Borges para enamorarnos de alguna persona, hay un texto que nos ayudará a ejemplificar alguna compleja cuestión metafísica, una frase que nos hará reír, otra que nos hará rabiar, e incluso un mal poema que no escribió pero que muchos atesoran para darse ánimos.

Por eso Borges, ya sea que nos guste su obra o no, está presente en nuestra cotidianeidad desde hace casi un siglo, cuando publicó Fervor de Buenos Aires (1923). Esta revista, que hoy cumple su segundo aniversario, no existiría sin él. Desde el nombre que lo homenajea en un cuento, elegir ser primero lectores y luego todo lo demás, ver la literatura no como compartimientos estancos y baladíes, sino como un laberinto interconectado e infinito. Todo eso y más es Borges. Nuestro Borges.

Este número es especial. Escriben amigos de Ulrica. Pero el amiguismo no es lo que los convoca. Es Borges. El Borges personal de cada uno de ellos.

51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Maestro

Guardianes

Citas