• Ulrica Revista

Las tierras desubicadas

Por Gisela Paggi

@bibliogigix

SILVESTRI, Graciela: Las tierras desubicadas. Paisajes y culturas en la Sudamérica fluvial. EDUNER. Rosario, 2021.


Alejo Carpentier decía que en América Latina «lo maravilloso se encuentra en vuelta de cada esquina, en el desorden, en lo pintoresco de nuestras ciudades… En nuestra naturaleza… y también en nuestra historia». Hablaba de aquello que denominó «real maravilloso» luego de un viaje a Haití donde descubrió la magia motora que encendiera su obra a partir de El reino de este mundo. América, tal como la viera Ángel Rama, es la conjugación de culturas encontradas bajo un mismo territorio que fuera el sueño de generaciones enteras de hombres y mujeres que se aventuraran a adentrarse en él. América es muchas Américas.

Las tierras desubicadas: paisajes y culturas en la Sudamérica fluvial, es una obra majestuosa. En ella confluyen todas las vertientes necesarias para explicar mucho de la idiosincrasia de las culturas que forman la Sudamérica tan hermosamente atravesada por sus ríos, como heridas abiertas pero amorosas, sagradas, dadoras de vida tal como viera José de Lavardén al Paraná.

En un recorrido riguroso, justamente documentado y que abarca un abanico amplio de disciplinas, Gabriela Silvestri viene a dilucidar un camino que abarcara siglos de estudio y teorización. Desde la mirada de Levi-Strauss; la Utopía de Tomás Moro; las relecturas americanas que se hicieran de La tempestad; lo salvaje que hipnotizara a Horacio Quiroga; el coraje de Maria Sibyla Merian; los encuentros y desencuentros que generaron dolor y exterminio; el Che; Stefan Zweig; los gauchos y los cowboys; este libro abre puntas que se disparan como flechas hacia el infinito y no podría aquí realizarse un listado detallado que le hiciera justicia a un texto que puede encontrar relaciones caprichosas y no tan caprichosas para darle sentido a esta construcción compleja que es América.

No es un libro de historia. No es un libro de geografía. No es un libro de antropología. Las tierras desubicadas es un libro globalizador que hermana ciencias y artes. Es una mirada abarcadora que cubre el espacio y el tiempo de un continente soñado y devastado, a menudo olvidado y segmentado, diseccionado hasta el final. América es un territorio donde cada pieza es fundamental, desde esos grandes ríos serpenteantes que prometieran un camino hacia riquezas insospechadas, hasta los pueblos nómades que habitaron la provincia de Buenos Aires y cuyo testimonio empezara a ser visualizado a través de instituciones con una doble función educadora y modernizadora: «En estas tierras sin lugar, sin “ancestros” sedentarios, sin la sólida configuración de las rocas, testigos mudos del tiempo, la Argentina del Centenario se asoma a la posibilidad de que sus paisajes constituyan la cuna de la vida animal de todo el planeta, nacida en los insípidos llanos habitados por seres nómades, durmiendo en las corazas óseas de los predecesores de las mulitas».



Para agrandar el combo:


Transculturación narrativa en América Latina, de Ángel Rama (Ediciones El andariego, 2007): para erradicar el concepto de «aculturación» que imperaba sobre América, Ángel Rama se vale de la literatura para explicar un nuevo concepto infinitamente superador: la transculturación.


La conquista de América: el problema del otro, de Tzvetan Todorov (Siglo XXI, 2012): Para explicar la idea del «otro», Todorov se vale del ejemplo de la conquista de América con una finalidad secundaria: impedir el olvido.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo