• Ulrica Revista

La mujer desnuda

Por Gisela Paggi

@bibliogigix



SOMERS, Armonía: La mujer desnuda. Buenos Aires. Criatura editora, 2022.


Una Eva revolucionaria y liberada se abre camino entre los hombres y la naturaleza para buscar un nuevo yo. Rebeca Linke, el día que cumple sus 30 años, abandona su nombre y abraza su animalidad en el bosque donde puede llegar a habitar el libre albedrío.

La mujer desnuda es una novela breve que Armonía Somers publicó en 1950 en dos partes en la revista Clima, en Montevideo, no sin escándalo. Armonía Somers era, en realidad, el seudónimo de una maestra (Armonía Liropeya Etchepare Loncino) que incomodó profundamente al ambiente literario uruguayo con una novela surrealista, onírica, mística y sensual que habla del encuentro de una mujer con su modo más primitivo y, a su vez, más elevado en relación a la liberación del cuerpo y a la ruptura de los moldes patriarcales impuestos.

La mujer desnuda, aquella que ahora puede ser llamada con cualquier nombre o con ninguno, aquella que se corta la cabeza y se la vuelve a colocar, aquella que habita en los sueños de todos los hombres que la ven vagar, desenvuelta, por el bosque, aquella mujer desnuda que vive una sexualidad descarnada, es un símbolo. O un resumen. Porque parece ser la forma final de muchas mujeres de la literatura, de Circe, de Dido, de Ofelia, de Emma Bovary.

Esta mujer que se abre camino entre los hombres y la naturaleza, perturba la inquebrantable fe de un cura y se mete en la cama de los matrimonios. Habita en un plano onírico y real al mismo tiempo, entre el delirio y la vigilia, entre la fantasía y lo mundano. Somers sintetiza en esta novela una larga tradición surrealista y erótica que, mayoritariamente, había estado en manos de los hombres de la literatura.

La mujer desnuda que ha sido calificada como una «fascinante rareza uruguaya» es eso y es una suerte de tratado sobre los deseos de una mujer de 30 años que es, al mismo, tiempo, todas las mujeres de todas las edades atrapadas en las formas opresivas de la humanidad.



 

Para ampliar el combo:


La grieta, de Doris Lessing (Lumen, 2011. Trad. Paula Kuffer): en los inicios de los tiempos, un grupo de hembras viven con lenguaje propio y rituales sin conocer al varón. Son fecundadas por la luna. Un día, una se aventura tierra adentro y conoce a los hombres. Así comienza la historia de las mujeres y los hombres.


Pájaros de fuego, de Anaïs Nin (Bruguera, 1981. Trad. Antonio Desmonts): trece relatos eróticos que escandalizaron a la sociedad francesa de los años 40 y que Nin escribió por encargo. En ellos se exploran las formas de sexualidad femenina, con sus tabúes y fetiches.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Lucy