• Ulrica Revista

Juana de Arco

Por Denise Griffith

@d.e.griffith


Aunque sabía exactamente cómo empezaba y cómo terminaba la historia de Juana de Arco, la biografía escrita por Vita Sackville-West me sorprendió. Como bien dijo Kafka, «Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros» y este libro, editado por Siruela, cumple con ese ideal.

Se han realizado trece películas en torno a la figura de la Doncella de Orleans, la joven católica que luchó por Francia en la fase final de la Guerra de los Cien Años y murió quemada en la hoguera a los diecinueve años. También se han escrito muchos libros. Sin embargo, Borges dijo que a pesar de que Andrew Lang, Mark Twain y De Quincey rindieron tributo a la Doncella, la biografía que creó Sackville-West es superadora. Seguramente conocerán a Vita Sackville-West por su obra literaria y su relación con Virginia Woolf. La cuestión es que, aunque no estén tan difundidos, escribió otros siete libros de no ficción. Entre ellos, las biografías de Santa Teresa de Avila y Santa Teresa de Lisieux y la de María Luisa de Orleans. Así que es importante visibilizar su faceta de escritora de biografías.

Con Juana de Arco, esperaba leer una obra biográfica exhaustiva y me encontré con un relato tan interesante que parece ficción. En muchas ocasiones la voz de los hechos se mezcla con la opinión de la autora. Pero logra trazar un vínculo entre lectores y autora transmitiendo su pasión por el tema. En la página 94, cuenta lo siguiente con respecto a las visiones del personaje: «Juana estaba, y había estado desde el principio poseída por una fuerza de voluntad y un autocontrol que no pueden explicarse racionalmente. Es un punto fundamental, aunque sencillo, en favor de su sinceridad, el que nunca comentase sus experiencias durante los años en que podía haberse esperado de ella que lo hiciese». Luego agrega: «No es chocante que Juana se hubiese abstenido de los juegos infantiles en torno al Árbol de las Hadas una vez que empezó a vivir su propio cuento de hadas, tan sorprendente. No es chocante que hubiese guardado el secreto incluso de su madre». De esta manera, nos va atrapando con su visión de los misterios de la historia.

Sackville-West a veces compara ciertas ideas y sucesos de ese entonces con los de su época, la primera mitad del siglo XX. Subraya que hay misterios de la historia de Juana de Arco que, espera, se puedan resolver en unos cuantos años.

Este libro fue una experiencia de aprendizaje para mí. Sackville-West explica los hechos a través de diferentes fuentes primarias y secundarias y lo que más destaca de Juana de Arco es su firmeza de carácter. Se puede cuestionar la veracidad de sus milagros, pero es indudable que ella supo dirigir y alentar a un ejército entero.

Cabe destacar que Juana de Arco no fue esa figura idealizada que algunos se imaginan. Era tan solo una muchacha de pueblo, rústica, sencilla y analfabeta. No sabía nada de táctica militar. Y a diferencia de como algunos la retratan, tampoco era particularmente agraciada o alta y delgada. Es notable cómo, con apenas diecinueve años, se hizo valer frente a un montón de hombres poderosos en una época tan dura para las mujeres como la Edad Media. Y si bien los ingleses la quemaron en la hoguera por hereje, Sackville-West explica que varios lloraron y algunos hasta temieron por el error que acababan de cometer.



(Buenos Aires - Argentina). Nació en 1993. Escribe poesía, ensayo y narrativa. Autora de dos poemarios : Antojos de desorden y Carencia. Entre sus publicaciones, se incluyen un cuento en El gran libro de los perros, de la editorial Blackie Books. Es traductora literaria y técnico-científica. Tradujo poesía y narrativa argentina al inglés para Estados Unidos.

13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Dublineses