• Ulrica Revista

Esenciales

A modo de editorial



Nadie ignora que los libros son inherentes a la cultura. No hay persona que no responda, casi automáticamente, que los libros son esenciales para educar y transformar la realidad. En otra oportunidad ya hemos hablado de la importancia de las editoriales y todos los trabajadores que hay detrás de un libro. Pero para que ese libro, ese producto del trabajo y las esperanzas de muchos, llegue al lector hay, casi siempre, un intermediario: la librería.

Si la crisis del mundo editorial también ha repercutido en los negocios que venden libros, imaginemos lo que fue para ellos la producida por el COVID-19. Este 2020 las cifras son alarmantes. El sector ha registrado bajas en las ventas desde marzo (inicio de las medidas de aislamiento), que en algunos caso han llegado al 70%. Obviamente las más perjudicadas son las librerías independientes.

El librero no es sólo un intermediario en una cadena de consumo. No es como en otros rubros. El librero y el lector, casi es un cliché decirlo, forjan relaciones y comunidad. Todo lector más o menos consuetudinario tiene su librero de cabecera. Ese al que recurre para recomendaciones, al que le da prioridad a la hora de hacer la compra de un librito o, simplemente, para conversar sobre tal o cual autor. Ese intercambio es parte de la cultura del libro. Los libros tienen esa particular cualidad de establecer vínculos entre las personas.

Este 2020 amenaza a nuestros libreros. La cíclica crisis económica en Argentina hace mermar los ingresos y aumentar impuestos y gastos. Se ha agravado aún más por la pandemia mundial. Estar cerrados pero pagar sueldos, alquileres y todo tipo de tributos ha llevado al cierre a varias. Las próximas medidas gubernamentales tendientes a quitarles ciertos subsidios paliativos, no hace más que empeorar la situación.

Tal vez, uno de los motivos, es que se olvida que la librería es tan esencial a la cultura como el libro.


4 vistas

© 2020 por Ulrica. Proudly created with Wix.com

  • Instagram
  • Facebook icono social