• Ulrica Revista

El candelabro enterrado

Por Gisela Paggi

@bibliogigix



ZWEIG, SETFAN: El candelabro enterrado. Buenos Aires. Ediciones Godot, 2021. Trad.: Maia Avruj.


Stefan Zweig ha sido un escritor que se enfrentó con vehemencia a los nacionalismos que desolaban Europa. Tanto así que prefirió la muerte a la idea de ver salir victorioso al nazismo de la Segunda Guerra Mundial. Perseguido y obligado al exilio, su condición de «no ario», su origen judío , lo empujó al exilio y a la clandestinidad cuando sus obras fueron prohibidas en 1933 con el ascenso de Hitler al poder. Sin embargo, Stefan Zweig nunca fue un hombre que practicara su fe. Razón por la cual, dentro de su enorme producción literaria, El candelabro enterrado tiene un lugar especial.

Ambientada en los siglos V y VI del Imperio Romano, esta novela relata los avatares de la menorá, el candelabro de siete brazos que fuera parte del templo de Salomón. A través de los ojos de un niño y, años más tarde, de él mismo pero siendo ya un anciano, Zweig tomará la historia y la leyenda para recrear en un relato la búsqueda por la conservación de lo más sagrado para un pueblo que, a su vez, esconde algo más. Una alegoría, una metáfora sentida y, por sobre todas las cosas, una especie de reconciliación con su propia espiritualidad.

Entre los pasajes de esta aventura épica, el autor despliega hermosos pasajes donde explaya un conocimiento ancestral y divino, que no es más que aquello que empuja a un pueblo a continuar su camino en este mundo. Una fe que prende una valentía inusitada en sus espíritus. Pero hay más.

En sí, el eje que atraviesa la obra es el exilio y el desarraigo del pueblo judío que pareciera condenado a vagar por el mundo. En cierta forma, Zweig nos adelanta, en esta novela publicada en 1937, la Shoá a través de un mensaje de desesperanza e irremediabilidad frente a la persecución. Este Stefan Zweig es un escritor que parece ya estar resignado y que encuentra en su pueblo una triste aceptación.

«Mientras rija la violencia entre los pueblos, lo sagrado no va a tener paz sobre la tierra», escribe en esta novela y ahí parece existir toda la fuerza de una premonición nacida de la desesperanza y del dolor más genuino. Aquel que no es común a todos los pueblos de la tierra.



 

Para ampliar el combo:


El monstruo de la memoria, de Yishai Sarid (Sigilo, 2020. Trad.: Ana María Bejarano). Un intento por descifrar el pasado para entender el presente del pueblo judío en el largo monólogo de un historiador israelí que dirige excursiones a los campos de muerte de Polonia. Un viaje intelectual que plantea un debate genuino ante la construcción de la memoria.


Rahel Varnhagen. La vida de una mujer judía, de Hannah Arendt (El cuenco de plata, 2020. Trad: Horacio Pons). Una biografía pormenorizada y fielmente documentada de la intelectual que es casi una excusa de Hannah Arendt para desentrañar varios aspectos del judaísmo.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo