• Ulrica Revista

Carson McCullers: extraña flor que florece de noche

Por Nick Norwood


Traducido por Juan Francisco Baroffio



Ilustración de Mirabella Stoor @mirabellastoor


Tan misteriosa como una flor que florece en la noche, emerge a mediados del siglo XX en el sofocante aire sureño de los Estados Unidos, una singular figura literaria que el mundo conoce como Carson McCullers. Nacida Lula Carson Smith en Columbus, Georgia, en 1917, llega totalmente formada –como esa misteriosa flor cuando es descubierta en la mañana que sigue a su florecimiento –en 1940, a los 23 años, con la publicación de The Heart Is a Lonely Hunter. Desde entonces ha sido famosa y de culto y parece volverse más importante con cada día. Su empatía por el prójimo, demostrada en la representación de sus personajes –un médico afroamericano y marxista en un pequeño pueblo sureño, su sufrida hija, un sordomudo judío y gay, un obrero de un molino que trata de organizar un sindicato, el propietario de género fluido de un café: todos ejemplos notables de su primera novela – fue un impacto que asombró a sus lectores. ¿Cómo podía una autora tan joven y, en apariencia, con tan poca experiencia de vida percibir tanto? Aún hoy el mundo literario se lo pregunta mientras hace esfuerzos por ponerse al día. La propia sexualidad no-normativa de la autora aparece como una posible y probable explicación respecto de su capacidad para imaginar la vida interior de aquellos que son diferentes y, sin embargo, hay una gran profundidad en ella, en su alma, para comprender y sentir, que incluso desafía todas las explicaciones.

Para la época de su muerte en 1967, con solo 50 años de edad, ya ha publicado cinco novelas muy aclamadas, un puñado de poemas, una docena y algo de cuentos, dos obras de teatro (una de ellas, una adaptación de su propia novela The Member of the Wedding), una buena cantidad de ensayos y artículos breves. Una producción relativamente pequeña para una autora con una huella tan profunda. Oh, pocos fuera del ambiente literario conocen su nombre; pero pocos dentro de él no la reconocen como un hito. Ella ha llegado a representar algo para los lectores de todo el mundo, particularmente, quizá, de aquellos que sienten o en varios momentos de su vida sintieron, especialmente en la adolescencia, que estaban en los márgenes de la sociedad. Por cómo se perciben o por cómo los otros parecen percibirlos. ¿Quién no sintió eso en algún punto de su vida? Carson McCullers se posiciona como una de las escritoras más honesta, empática y perceptiva a la hora de explorar aquel misterio que llevamos dentro.

Tal vez lo más importante para nuestro tiempo es que ella se ha erigido en modelo sobre cómo aproximarnos al otro sin juzgarlo, algo hecho manifiesto en cada página de su obra ya mencionada y en esas que aún no hemos mencionado, que incluyen a sus novelas Reflections in a Golden Eye, The Ballad of the Sad Cafe, y A Clock Without Hands. Esto que hemos escrito bastaría para fundamentar la reputación de Carson McCullers pero, sospecho, que no para aquellos viajeros que vienen a Columbus, Georgia, para visitar su casa de la infancia; aquellos que, una vez allí, me piden disculpas, a mí su humilde guía, porque no pueden evitar las lágrimas. Para ellos Carson McCullers significa mucho más.






(Georgia, Estados Unidos) Nick Norwood es doctor en Literatura y profesor de Escritura Creativa en la Columbus State University, donde también dirige el Carson McCullers Center for Writes and Musicias. Es autor de cuatro volúmenes de poesía. Sus poemas han aparecido en más de 50 revistas y antologías de su país y del extranjeo. Algunos de sus poemas han sido publicados en dos ediciones especiales y limitadas en colaboración con la artista plástica Erika Adams. Ha publicado numerosos artículos y crítica sobre literatura y poesía, incluyendo Leaning “well beyond the plumb” of His Native Language: Heaney’s Tone and the International Style publicado en Estudios Irlandeses por la Universidad de Barcelona.

24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo