• Ulrica Revista

Beloved

Nuestra invitada del mes acepta ponerse el traje de Librera por un día y nos recomienda una obra imperdible.


Por Agustina Caride

@agusscaride



Mi libro de cabecera, ese al que uno vuelve y nunca se decepciona, es Beloved, de Tony Morrison. Y no porque la autora sea premio Nobel de Literatura ni porque la novela hubiera ganado el Premio Pulitzer de ficción, en 1988 (cuando leí la novela no sabía esas dos cosas), sino porque es un libro perfecto: escrito con poesía, con genialidad literaria, con el cuidado de las formas. Morrison es una mujer de color y sus novelas trabajan el tema de la negritud en los Estados Unidos. Beloved sigue con la tradición del estilo Hemingway y Faulkner, incluso tiene algo del realismo mágico de García Márquez. Ambientada después de la Guerra de Secesión Americana (1861–1865), está inspirada por la historia de una esclava afroamericana, Margaret Garner, quien rompió sus cadenas en Kentucky a finales de enero de 1856 huyendo a Ohio, un estado libre. En la novela, la protagonista Sethe es también una esclava que escapa a Cincinnati, Ohio. Tras veintiocho días de libertad, llega la orden de recuperarla a ella y a su hija, por la Ley de esclavos fugitivos de 1850, que daba a los esclavistas el derecho a perseguirlos y recuperarlos cruzando las fronteras estatales. Sethe mata a su hija de dos años antes que permitir que la tomaran de nuevo y la llevasen a Sweet Home, la plantación de Kentucky de la que Sethe había huido recientemente.

Para mí, el arte en la literatura no está en el argumento sino en la forma. Una historia puede contarse a través de la fotografía, de la pintura, del teatro o del cine, es decir con imágenes. Lo que vuelve literario a un texto, entonces, no es eso que se dice sino cómo se dice. Desde ese lugar es que leo, buscando el modo en que me cuentan. Beloved no es lineal, el presente y el pasado se mezclan, avanzan, retroceden. La historia es un entramado, un tapiz que se va armando lentamente hasta obtener el dibujo completo: el pasado de Sethe, las razones por las cuales la casa donde vive dicen, está maldita.

Así comienza la novela: «En el 124 había un maleficio: todo el veneno de un bebé». Si bien es una historia dura y desgarrada, está narrada con tanta belleza, que finalmente lo oscuro aclarece: «Nunca le pareció tan terrible como en realidad era y eso la llevó a preguntarse si el infierno no sería también un lugar bonito».

Como escritora, leo buscando palabras, modos, frases. Cuando subrayo mucho un libro, cuando siento que las palabras tienen peso, que no quedan en la superficie, entonces lo disfruto el triple. Porque eso busco yo en mi propia literatura. Que no solo sean imágenes fuertes (eso se logra con un golpe bajo), sino que tengan peso. Lo fuerte golpea, pero no perdura. El peso arrastra, hunde, marca, queda y perdura. Como Beloved.



 

(Buenos Aires - Argentina). Nació en 1970. Es escritora, cuentista y novelista. Publicó diez libros en total, obtuvo una beca del Fondo Nacional de las Artes y ganó diversos concursos. Con su novela Donde retumba el silencio se convirtió en la más reciente ganadora del Premio Clarín de Novela 2021.

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo