• Ulrica Revista

Aniversario

Actualizado: sep 10

A modo de editorial


Año II - N°13 - Julio 2021


No vamos a ponernos cursis ni melancólicos. Pero ciertamente cumplir un año es muy movilizante. Nos gusta pensarnos como un eslabón más en la larga tradición de las revistas literarias de la Argentina. Aquella en la que destacan publicaciones como Martín Fierro, en la que Borges y las vanguardias irrumpían con toda su energía; Proa, fundada por el mismo Borges; Sur, esa empresa cultural, la más importante en su tipo de Latinoamérica, en la que Victoria Ocampo invirtió su vida y fortuna. Y también tenemos todas esas aventuras literarias emprendidas por Abelardo Castillo y acompañado por figuras como Julio Cortázar, Carlos Fuentes, Sylvia Iparraguirre, Liliana Heker, Augusto Roa Bastos, Miguel Ángel Asturias: El grillo de papel, El escarabajo de oro y El ornitorrinco.

Siempre han habido inquietudes literarias en Argentina. Ya en los principios de la historia patria lo literario se filtraba en los debates públicos. Así, por ejemplo, una rareza como El torito de los muchachos (1830): una publicación con fines enteramente políticos, que adhería al Federalismo, pero que estaba enteramente escrito en versos, muchos de ellos satíricos. Y unos años más tarde, en 1837, aparecería otra publicación que daba lugar predominante a la literatura: La moda. Un gacetín semanal de música, poesía, literatura y costumbres, fundado por Juan Bautista Alberdi. Avanzando en el tiempo, encontramos la Revista del Río de la Plata, periódico mensual de historia y literatura de América. Aparecida en 1871, en su primer número publicó el cuento póstumo que para muchos es fundacional de la literatura argentina: El matadero, de Esteban Echeverría. Leopoldo Lugones, ese coloso literario, también tuvo su revista. La montaña, fundada en 1897 y co-dirigida junto con José Ingenieros solo duro cinco meses y la literatura fue algo más bien marginal. En general su contenido era político y de ideología socialista. Las generaciones de escritores entre Lugones y los modernistas y Borges y los vanguardistas, que comúnmente se los conoce como generación intermedia, también tuvieron sus revistas. Manuel Gálvez dirigió entre 1905 y 1907 Ideas y Roberto Giusti y Alfredo Bianchi fundaron Nosotros en 1907. Imposible olvidarse de la revista Leoplán editada por Ramón Sopena, de Capítulo del Centro Editor de América Latina, de Babel, que luego de desaparecer se refundó en Chile; de Contorno que nos dio a David Viñas; de Punto de Vista, fundada por Beatriz Sarlo y Ricardo Piglia o Setecientosmonos, aquel emprendimiento de un grupo amigos poetas de Rosario en los 60.

Apenas, a vuelo de pájaro, recordamos algunas de las revistas literarias que forman parte del patrimonio cultural de Argentina y de Latinoamérica. Hoy Ulrica Revista cumple su primer año y es imposible no sentirse parte de esta bella tradición. Pero podemos sentirnos así gracias a ustedes: lectores entusiastas que leen la revista, la comparten y nos hacen llegar sus comentario; escritores y artistas visuales que comparten desinteresadamente lo más preciado que tienen; editores, libreros, bookstagrammers, traductores y toda ese maravilloso mundo que se forma alrededor de los libros. Gracias a todos ustedes por acompañar, leer, colaborar y apoyar durante todo este primer año. Un año parece poco, pero para nosotros es mucho.

34 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Relevancia

Propósito