• Ulrica Revista

Poesías de Sebastián Realini

Una mirada reflexiva, no exenta de humor, sobre el mundo del arte.




«We are always asked to

understand the other

person’s viewpoint no matter

how out-dated foolish or

obnoxious.»

Be kind - Charles Bukowski


He de ser amable con el personal de seguridad

o mejor aun decir buen día, buenas tardes,

incluso cuando éstos no estén;

siguiendo con la amabilidad en mi recorrido

ahora es el turno de la gente de recepción:

reforzar la sonrisa al pagar por la visita,

vestir y verme bien,

que sean tomados por asalto por

mi amable y benevolente sonrisa,

que sea tan eficaz y disruptiva para la jornada

como mi navaja suiza para llevar a cabo

acometer el día, perpetrar en

la sala principal donde la muestra,

romper el marco y no la obra, preservar

la foto mientras las cámaras de seguridad

no se atrevan a poncharme;

que no se atrevan a dar con el punctum

de esta fascinación que me lleva

a perpetrar y buscar prontamente

la salida más cercana

a mi elegante salidera.


Mi acompañante, un señuelo,

una compañera comprando

en el gift shop, alterando la paz.


Una campera amplia

que sepa resguardar la obra

de quienes claman en sueños

ser sus dueños, propietarios del hecho

o del proceso artístico;

aunque nosotros nos encontremos, ya,

por fuera del lugar.













Galería degli uffizi (síndrome de Stendhal)

Frente a El nacimiento de Venus

ha comenzado a resquebrajarse la pintura,

en su temblor comienza a desplomarse

con y entre: a la derecha La primavera,

La adoración de los magos.

A su izquierda La anunciación

y a su espalda El tríptico Portinari.


Florencia:

un empacho en la panza del corazón,

una sobredosis de belleza latente

en el brazo izquierdo de la sua anima,

acaso un éxtasis, y no de Santa Teresa,

que sobrepasa cualquier expectativa,

deja atrás las emociones

y produce.


Qué reacción,

qué golpe invisible,

qué golpe detrás del golpe pone en jaque quizás

a su comandante principal;

qué martillo acelera

el ya golpeado pálpito.

Qué marea logra

crear el vértigo,

qué sofoca al aire

entre su boca y el resto

de su corpus; qué

no es posible compartir de la experiencia.


Mito romántico. Se trata de un Stendhal,

dicen y añaden: el efecto del arte.

Médicos expertos en reanimación,

que también visitaban la galería,

consiguieron resucitar

al arte contemporáneo

con los desfibriladores de la pinacoteca.


Como Cecilia Jiménez vió

ante el Ecce homo de Borja:

a veces, toca restauración.


Alto renacimiento.













Manifiesto Kill lies all, muerte a todas las mentiras

(Tony Shafrazi en el Moma - New york 1974)*

I

«Llamen al curador, soy un artista»

Guernica survives a spray-paint attack

by vandal, an enraged man sprayed the words

fue reducido inmediatamente

junto con la letra en pintura roja

removida de la masterpiece, leaving no damage

(como) vándalo, (como artista)

en el tercer piso de la galería vocifera

«soy un artista», donde cuelga

la enorme pintura antibelicista


bolsillo / lata de pintura / (como granada),

como si se tratase de sacar de un lugar

colocar en otro, cubrir

con un velo/mortaja la obra

dando lugar a lo nuevo

en letras de un pie de alto across the grisss;

(grisss), negro, blanco; (grisss)

preponderando en rojo masterwork, (grisss),

negro, blanco, (grisss)

y dale con la protesta, (grisss), rojo,

rojo sobre blanco, negro, gris;

rojo salpicando


maldice y vuelve, vocifera en el ciclo

por lo nuevo «soy un artista,

llamen al curador, soy un artista»;

(como) criminal mischief

se presentaron los cargos;

llevado a la comisaría oeste de la calle 54

preguntado por qué al prestar declaración, aclaró

«soy un artista y quería decir la verdad».


II

El poema puede ser un grito

antibelicista contra otro

buscando la paz, blanco.

El poema puede ser un estado

de tensión inconcluso, gris.

El poema también puede ser

un alzamiento de armas, negro.

El poema puede, también,

buscar solamente la guerra,

rojo.


III

Camino a Guernica solo hubo

piedad y terror, ¿por qué mañana

debería seguir siendo esto?


* Tríptico. 43 versos. Paréntesis, barras oblicuas, versalita, punto y coma, recorte de diario digital. Aerosol imaginario de color rojo. Técnica mixta.























Variaciones sobre Fundamentos para una estética de la destrucción, de Aldo Pellegrini

V

El objeto se romperá contra otro

tarde o temprano el tiempo

dará testimonio de si el choque

fue destrucción o aniquilamiento


acción del hombre como virus

sobre la materia incluso a veces

de la misma materia

que en su otro anida


devela belleza

desnuda materia

brillo hiperbólico

ceguera del tiempo

que todo / también lo destruye


estructuras para conocer

el acto y las normas

de cada demolición

llevada a cabo.






PH Facundo Gastón Floria

(Ciudadela, Provincia de Buenos Aires, Argentina). Sebastián Realini es escritor y gestor cultural. Editor en Añosluz Editora. Publicó los poemarios Piedra abismal (2007), Inédito inaudito (2008), La felicidad (2009) e Hijo (2013). Sus textos forman parte de la Antología Federal de Poesía, Pcia. de Buenos Aires (CFI, 2019) y de Himnos Nacionales (2014). Ganador del voto del jurado en el concurso Qué culpa tiene el enter (2020) organizado por la revista Todo en Bondi. Participó del Banzai! Encuentro de escritores (Jujuy, 2019), del Festival Internacional de Poesía Joven La Juntada (Buenos Aires, 2017) y del Festival Aguante Poesía (Río Cuarto, 2016), entre otros.

Podés seguirlo en @sebastian.realini


19 vistas

© 2020 por Ulrica. Proudly created with Wix.com

  • Instagram
  • Facebook icono social