• Ulrica Revista

Las cautivas. Una saga teatral que comienza

Por Andrea Urman

@detrasdelabiblioteca




La Compañía Teatro Futuro realiza una residencia artística en el Complejo Teatral de Buenos Aires con su proyecto La Saga Europea. Comenzando con Las Cautivas, las próximas serán Las Ciencias Naturales, Las Invasiones Inglesas y Las traducciones.

Mariano Tenconi Blanco, dramaturgo y director, exploralas relaciones entre Europa y Latinoamérica. Cava hondo en el mito del origen, refundando el discurso histórico entre Europa y los pueblos originarios.

Los nombres de la india Rosalila (Lorena Vega) y la francesa Celine (Laura Paredes), es un guiño de Tenconi Blanco al espectador remitiéndolo a la obra shakesperiana Como gustéis (As you like it).

Todo comienza con un malón que irrumpe el día de la boda de Celine y Eugenio Perez Iraola y Rosalila la salva.

La escenografía, a modo escolar, con paisajes áridos, soles y lunas dibujados, potencia la huida de las cautivas. Excepcionales Laura Paredes y Lorena Vega, las que no se encuentran hasta el final de la obra, el lenguaje es el límite, sus lenguas son extrañas, sus cuerpos no, la india llama a la francesa Elegida, las fuerzas superiores a manera de oráculo, (otro guiño literario del Eisejuaz de Sara Gallardo) le mandan mensajes desde el más allá y ella se rebautiza como La mensajera, Celine, la joven francesa la llama Atala.

La potencia femenina abunda en esta trama, las cautivas, amantes fugitivas, monstruas deliciosas a la manera de Thelma & Louise, en donde el amor aparece en todas partes; puro amor, un deja vú de la China de Cabezón Cámara, La Ema de Aira y el lado B de la Cautiva de Echeverría, o sea un bello quilombo. Este quilombo robusto estalla con las actuaciones de Vega y Paredes que cabalgan, se besan, lanzan flechas y disparan rifles sin objeto, haciendo honor a la imaginación.

El ritmo, el tempo, el movimiento feroz y sensual de los cuerpos de las mujeres es el vehículo para avanzar en una fuga queer maravillosa.

Ian Shifres de levita y peluca, musicaliza en vivo solito, trayendo el eco de una Big Band.

Y el Rio de La Plata, el hermano de Atala, el que supo ser antes de la civilización, el que nos recuerda la bella barbarie que le rezaba y lo acunaba. En esa agua de plata, profunda (en un rio que no vemos, que solo el teatro puede descubrir), dos almas se siguen amando.

Chapeau al director Mariano Tenconi Blanco por el riesgo que corre cada vez que monta su teatro extraordinario.


Dramaturgia y dirección:

Mariano Tenconi Blanco.


Elenco:

Laura Paredes y Lorena Vega.


Música original y diseño sonoro:

Ian Shifres (músico en escena).


Producción artística de Compañía Teatro Futuro:

Carolina Castro.

24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo