top of page
  • Ulrica Revista

Cada día canta mejor

Por Juan Francisco Baroffio

@queremoslibros


MEY, Luis: Cada día canta mejor. Buenos Aires. Factotum Ediciones, 2022.


Carlos Gardel, sin dudas, fue el primer gran ídolo popular de la Argentina. Si tuviesemos que elegir una foto carnet para este país podría ser la de Gardel con El Obelisco de Buenos Aires. Probablemente más de uno esté recordando que el famoso monumento ubicado en la Avenida 9 de Julio se terminó de construir casi un año después de la muerte del Zorzal Criollo. Y aunque en términos biográficos esto es así, tal vez la muerte no sea el fin de toda existencia. O por lo menos eso es lo que nos propone Luis Mey en Cada día canta mejor, su más reciente novela publicada por Factotum Ediciones.

Fantasía urbana y porteña. Un Luis Mey imaginario, casi grotesco pero entrañable, se ve envuelto en una aventura espeluznante y bizarra que lo tiene corriendo del Abasto al cementerio de la Chacarita y al pueblo E. Balcarce, que no es el Balcarce que conocemos.

Lúdica, disparatada, tierna, esta novela nos lleva de la intriga a la risa, con personajes reconocibles (como los cameos de Federico Jeanmaire y Haidu Koski) y otros tan exóticos que desearíamos que fueran reales.

El campo del terror, en Argentina, aún no ha dado cosechas abundantes. Pocos se han aventurado en este género y, de esos, los menos han logrado obras perdurables. Caso de estudio, teniendo en cuenta los maestros en el género fantástico que ha producido el país. Borges, Bioy Casares, Lugones, Silvina Ocampo, Laiseca, Gorodischer, son nombres que se nos vienen inmediatamente a la cabeza. Pero, la lista nos resulta más trabajosa si tenemos que enumerar obras de terror. Tal vez el terror ha abundado tanto en la cotidianeidad, que no fue necesario inventarlo o buscar metáforas para representarlo.

Luis Mey se arma de valor, como su personaje homónimo, y nos entrega una pieza magistral del género, pero con vueltas de tuerca muy personales. La solemnidad es dejada de lado como en uno de los grandes clásicos del cine de terror clase B. Y eso, de verdad marca la diferencia.



 

En sintonía:


Plaga zombie, dirección Hernán Sáez y Pablo Parés (1997): Primera película de zombies filmada en Argentina. Fue una producción de bajo presupuesto y gore que dio el puntapié inicial para toda una serie de películas independientes. Hoy, es una obra de culto.


Carlos Gardel, de Carlos Sampayo e ilustraciones de José Muñoz (Libros del Zorro Rojo , 2010): novela gráfica en la que un debate televisivo despierta la indignación de un anciano que dice ser el asesino del Morocho del Abasto.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Primavera

bottom of page