• Ulrica Revista

Adolfo Bioy Casares, la imaginación razonada

El escritor y ensayista Jorge Torres Zavaleta traza el retrato literario de uno de los grandes autores argentinos.


Por Jorge Torres Zavaleta


Ilustra Mirabella Stoor

@mirabellastoor

En un film de Woody Allen, Medianoche en París, un joven escritor norteamericano cumple su sueño; por un pliegue del tiempo llega al París de los años veinte, conoce a Hemingway, a Scott Fitzgerald y a Gertrude Stein, logra que Hemingway lo aconseje y que Gertrude Stein lea su novela inédita. Cumple, así, el gran sueño imposible de todo joven escritor norteamericano actual: conocer a esos héroes de la época dorada y logra que se interesen en él y en su obra. De alguna manera eso me ocurrió, creo ahora, desde Argentina, en mi presente de entonces, pero sin que mediara ningún elemento fantástico, ningún juego del tiempo. No relataré ahora los pormenores que llevaron a ese encuentro con Adolfo Bioy Casares, Silvina Ocampo y a través de ellos con Borges. En mi libro Bioy Casares y la isla de la conciencia cuento mis reflexiones sobre su obra. Escribo este breve comentario para celebrar el gran talento de Bioy y, de paso, para difundir algunos fundamentos y entresijos de su trabajo, tan especial.

Creo que la premisa básica de la obra de Bioy es usar lo fantástico para cerrar el terrible choque entre nuestra conciencia y la muerte, de superar los límites inevitables de la vida humana. Ha logrado domar su imaginación surrealista, única en la literatura argentina, hasta el punto de convertirla en una imaginación razonada, al servicio de la historia que cuenta. Y lo mismo ha hecho con su estilo.

Antes, en sus primeras cinco novelas, que uno podría comparar con el estilo disparatado de Bustos Domecq, Bioy, desde que era muy joven –quince años, enfermo de literatura como Flaubert en sus comienzos− tuvo que sufrir el remordimiento de publicar cinco primeros libros muy malos. Pero una vez que se dio cuenta, no tardó en reconocerlo y así logró, que su obra diera un giro de 180 grados.

Lo que hizo grandes a Bioy, y por cierto a Borges, es que escribieron a través de sus errores, siempre intentando algo nuevo, una vez que se daban cuenta. Y desde antes de los veinticuatro años, Bioy disciplinó su estilo y su imaginación funcionó al servicio de las historias que narró a partir de entonces. Su manera de expresarse se volvió más corriente, sin comicidad involuntaria, más normal, diría, cada vez con menos ansias de sorprender, impresionar o sobresaltar al lector y con el correr de las décadas, su tono se hizo cada vez más coloquial, alisándose de libro en libro hasta llegar a El sueño de los héroes y más adelante a un volumen de sus cuentos, que me parece su obra maestra en el género. Allí encontró para siempre su tono de voz más cotidiano, humano y genuino, sin perder un ápice de su imaginación. En El Héroe de las mujeres nos conduce a través de sucedidos cotidianos a situaciones que se vuelven increíbles, que de a poco empezamos a considerar una fantasía muy razonable.

Bioy siempre tuvo la buena costumbre de todo gran escritor de tenerle afecto a las palabras que edifican la trama y aprender, libro a libro, a considerar cada vez más al lector mientras afinaba certeramente su producción. Es el escritor argentino que mejor sabe entrelazar sin una palabra demás los delicados y complejos hilos de un argumento.



 

(Ciudad de Buenos Aires - Argentina) Jorge Torres Zavaleta nació el 30 de junio de 1951. En su juventud fue un testigo privilegiado de la literatura argentina de la época. Su amistad con Silvina Ocampo, lectora de sus primeras obras, lo acerca a Adolfo Bioy Casares, con quien también entabla una fructífera relación y, a través de ellos, conoce y frecuenta a Jorge Luis Borges. Sus ficciones, testimonio fiel de nuestra identidad cultural, transitan principalmente por el género fantástico, la novela histórica y la literatura rural. Ha publicado las novelas Dos criadores. Las últimas luces (Ediciones Del Dragón, 2020), El dueño anterior (Indie Libros, 2019), El malón grande (Indie Libros, 2017), La noche que me quieras (Editorial Emecé, 2000), entre otras. Es autor de la obra ensayística Bioy Casares o la isla de la conciencia (Editorial Sur, 2014). Recientemente ha aparecido Cuentos elegidos (Ediciones del Dragón, 2021).


Podés segurilo en Facebook en JorgeTorresZavaletaEscritor

43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo